El Bathco arrolla al Ordizia en San Román

10 de abril, 2016 · Actualidad

Los verdes se imponen por 50-14 a los guipuzcoanos en un encuentro marcado por el fuerte viento sur

Foto: Javier Cotera

No había otra que ganar y, además, consiguiendo el punto bonus de ataque al marcar cuatro ensayos o más. Y el Bathco cumplió con creces. Los santanderinos derrotaron por un contundente 50-14 al Ordizia en un encuentro marcado por unfuerte viento sur en San Román que lo complicó todo. Así, Bathco y Cisneros llegan empatados a puntos al trascendental encuentro del día 24 en el Central de la Complutense. Quien venza, tendrá prácticamente asegurada la tercera plaza de la liga.

Desde la patada de inicio se vio que en San Román había un jugador de más. Un fuerte viento sur, racheado, que hacía imposible no solo jugar al pie, sino incluso los pases de más de tres metros de los jugadores. Así, los rugbiers de ambos conjuntos se dieron cuenta de que no había más que una alternativa: pases cortos y carreras.

También casi desde el inicio se vio la diferencia de calidad de ambos conjuntos. El Bathco, a la mínima que tenía, empezaba a correr y a llevar peligro a la 22 visitante. Y así llegó el primer ensayo. A los 14 minutos, Coronel se encargaba de inaugurar el luminoso y Mariano García de transformar para el 7-0. Apenas cinco minutos después, el Bathco lograba el segundo. Mañero, el máximo anotador de la mañana para los 'verdes' junto con Nicolás Coronel, conseguía su primera anotación. Era el 12-0.

El Ordizia demostraba el porqué de su clasificación. En tierra de nadie y sin nada ya que jugarse. Apenas brillaban el apertura Rust, el zaguero O'Donnel y el centro Corey Simpson. Fue tras una jugada de Rust y O'Donnell cuando llegó su primera marca. El zaguero pasó a Iñaki Puyadena para que este posase bajo palos. Rust transformó para el 12-7 casi a la media hora de juego. Pero el Bathco estaba lanzado. A cuatro minutos del final, una larguísima jugada 'verde' hizo que el oval llegase a Andrés Baeck, que aguantó su velocidad para esperar a Mañero que volaba por su izquierda. El canterano anotaba y García transformaba para el 17-7 con el que se llegó al descanso. Solo faltaba un ensayo para lograr el punto bonus, uno de los grandes objetivos de la mañana.

Tras la reanudación, llegaron los mejores momentos de los del Goierri. El Ordizia salió con la intención de jugar algo más descarado y a los cuatro minutos, Corey Simpson ensayaba. Con la transformación de Rust era el 19-14. Los guipuzcoanos se acercaban de forma peligrosa en el marcador. Pero no fue nada más que un espejismo. Apenas seis minutos después comenzó el aluvión santanderino. Baeck, Coronel -por dos veces- y Javier de Juan anotaban cuatro ensayos, dos de ellos transformados, en apenas 15 minutos para colocar en el luminoso un más que concluyente 43-14. La velocidad en ataque y la intensidad en defensa del Bathco eran demasiado para el Ordizia, que apenas pasó del medio campo en esos minutos. Con el tiempo ya cumplido, y muy cerca de la zona de ensayo visitante, el Bathco se atrevió a burlar al viento y con un pase larguísimo, Mañero anotaba su tercer ensayo de la mañana, pasado por Zabalegui, para cerrar el marcador con un 50-14.

 

Fuente: El Diario Montañés